Se fundió con su gemela en el útero y tiene 2 tonos de piel

Dos tipos de sangre, dos sistemas inmunológicos, dos tonos de piel y hasta dos ADN. La modelo estadounidense Taylor Muhl vive con una condición extremadamente rara: su cuerpo es la composición del cruce celular con su hermana gemela en el útero de su madre.

El nombre de esta condición fisiológica es quimerismo, un individuo compuesto de dos o más lineas de células genéticamente distintas, según la definición de la revista Nature Genetics Review. El quimerismo puede ocurrir al comienzo de la composición del óvulo o, como en el caso de Taylor, con una fusión placentaria, en el cual las células de dos individuos distintos se unen poco después de haber sido formados.

Modelo divide su cuerpo con una hermana gemela

En una entrevista con el diario británico Daily Mail, Taylor contó que toda su vida pensó que su cuerpo tenía dos colores diferentes debido a una marca de nacimiento. Hasta que en 2009 vio un documental del quimerismo que la hizo notar que tenía las mismas características que las personas con esa condición.

“Siempre he mantenido esto en secreto, escondiendo el abdomen o usando Photoshop”, relató la modelo de 33 años. “Pero ahora quiero asumir la forma en que soy e inspirar a otras personas a sentirse bellas y confiadas con sus diferencias”, dijo.

Además de la cuestión estética, el quimerismo ha dado algunos problemas a la salud de Taylor. Al tener una gripe, la modelo queda dos veces más abatida, ya que, al tener dos sistemas inmunológicos, las células de cada uno luchan para combatir al otro y se debilitan entre ellos.

Incluso, ha sido diagnosticada con alergias a algunos tipos de metales en solo una mitad de su cuerpo.

¿Cuál es la frecuencia del quimerismo?

Esta condición es extremadamente rara. En la gran mayoría de los casos, las personas no descubren que fueron el resultado de un proceso de quimerismo; solo se lo puede identificar con exámenes de sangre. Se estima que en todo el mundo solo existen 100 personas así.

Como se indica en el artículo de Nature Genetics, una persona con quimerismo puede no notarlo, al ser una persona fenotípicamente normal. En estos casos, el quimerismo puede permanecer oculto hasta que la persona tenga la necesidad de realizarse pruebas. Incluso, comentan el caso de una mujer sin ninguna anomalía aparente que solo descubrió su quimerismo cuando sus exámenes para un trasplante de riñón se vieron alterados.

Con información de vix.com

 

 


DineroVer más