Pérdida de visión se puede prevenir con consulta anual

 Desde que nacemos, la vista es el sentido que más información nos brinda. Descubrimos el mundo y desarrollamos nuestras habilidades motrices con la visión como parámetro clave.

Es por ello que los especialistas en la visión afirman lo importante que es cuidar la vista en cada etapa de la vida: el recién nacido que empieza a descubrir el mundo hasta la autonomía en el adulto mayor, pasando por el aprendizaje escolar y la vida afectiva, laboral y familiar, dependen en buena medida de la salud visual.

Hoy es el Día Mundial de la Visión, que se celebra todos los años el segundo jueves de octubre y tiene la finalidad de centrar la atención en la ceguera, la discapacidad visual y la rehabilitación de los discapacitados visuales.

"Un examen ocular de rutina no sólo ayuda a detectar cualquier problema con su visión, sino que también puede comprobar si hay más problemas de salud en general y una amplia gama de condiciones que pueden conducir a la pérdida de visión si no se trata a tiempo. Increíblemente, la mayoría de los casos de pérdida de visión se puede prevenir", aseguró a Infobae el oftalmólogo Robert Kaufer.

Solemos identificarnos por completo con nuestra experiencia visual y creer que el mundo es como lo vemos. "De hecho, muchas personas que padecen un problema visual no saben que ven mal, y sólo después que se logra corregir se dan cuenta de lo que es ver bien y de cuánto los afectaba", agregó el oftalmólogo .

De ahí la importancia del control oftalmológico, que si bien es recomendable que sea anual, tiene sus particularidades en cada etapa de la vida.

Un dato que resalta la Organización Mundial de la Salud (OMS), es que hasta el 80% de los casos de ceguera son evitables, ya sea porque se pueden tratar hasta recuperar la visión (60 por ciento) o porque se pueden prevenir (20 por ciento).

Según datos de la Agencia Mundial para la Prevención de la Ceguera (IAPB, en inglés), en el mundo hay 36 millones de ciegos y 217 millones de personas con baja visión, es decir, con discapacidades visuales en grado moderado a severo (en conjunto, baja visión y ceguera representan el total de casos de discapacidad visual).

La enorme mayoría de las personas con discapacidad visual se concentra en naciones de bajos ingresos debido a que las causas de la ceguera evitable están asociadas con la pobreza y la falta de acceso a servicios de atención oftalmológica de calidad.

La miopía, el astigmatismo, y la hipermetropía no corregidas, es decir en pacientes que no usan anteojos ni lentes de contacto, constituyen la causa más importante de discapacidad visual, aunque en los países de ingresos medios y bajos las cataratas siguen siendo la principal causa de ceguera.

"Un examen oftalmológico completo permite diagnosticar patologías que pueden evolucionar sin síntomas, así como descubrir la aparición o el aumento de defectos de refracción u otros problemas visuales", explicó el oftalmólogo Omar López Mato, director del Instituto de la Visión, quien además señala que cada segmento etario presenta propensión a ciertas enfermedades de la visión y que después de los 60 años es especialmente importante aumentar las medidas preventivas.

Por otro lado, antecedentes familiares, diabetes, alta miopía, exposición prolongada a las radiaciones ultravioletas, estar expuesto de manera constante a altas temperaturas y al viento, algunos golpes o el cloro de las piletas, por ejemplo, también constituyen factores de riesgo y las personas que respondan a estas características deberán dedicar mayor atención al seguimiento médico.

En nuestro país existen aún muchísimas personas que por varias razones (falta de acceso a centros oftalmologicos, falta de recursos, miedo a la cirugía, otros) están ciegas por cataratas, que es la primera causa de ceguera evitable.

 

Con información de Infobae 

DineroVer más
NacionalVer más