¿El miedo puede ser borrado?

Deshacerse de los malos recuerdos en los humanos parece cada vez más cercano. Un grupo de Investigadores de la Universidad de California en Riverside logró borrar selectivamente ciertos recuerdos que producían un estado de alarma en ratones.

El recuerdo de una imagen, sonido u olfato no puede desencadenar por sí mismo el miedo pero si se les asocia con un evento traumático, como un accidente automovilístico, se forma la memoria del miedo, que tendrá una respuesta similar al ser activado el estímulo.

Este tipo de memoria no siempre es mala, informó la Universidad de California en un comunicado, pues en situaciones peligrosas puede ser beneficiosa. Por ejemplo, mientras que una respuesta de extrema alerta ante el sonido de un helicóptero en un veterano de guerra no es deseable, una reacción rápida al sonido del disparo es útil.

 

Jun-Hyeong Cho, coautor de la investigación dijo a The Guardian que se puede utilizar el mismo enfoque “para manipular selectivamente sólo la memoria de miedo patológica, preservando al mismo tiempo todos los recuerdos adaptativos del miedo que son necesarios para nuestra vida diaria”.

La investigación, publicada en la revista Neuron, es la última de una serie de estudios que pretenden maneras de borrar recuerdos desagradables. En la primera parte del experimento el equipo hizo sonar un tono agudo y agudo a los ratones. Al sonar el agudo los investigadores también dieron a los ratones una pequeña descarga eléctrica a sus pies.

Cuando el tono agudo sonó después, los ratones se congelaron de miedo; pero no se observó tal respuesta cuando se tocó el tono alternativo, de tono bajo.

"La extinción del miedo es la base psicológica de la terapia de exposición usada en el tratamiento del trastorno de estrés postraumático", dijo Cho al medio. Pero, señaló, "después de la terapia de exposición, por ejemplo dos semanas, el miedo recae o se repite espontáneamente".

Esta nueva investigación, dijo, ofrece una explicación: incluso después de la extinción del miedo, el equipo encontró que el camino neuronal para el tono agudo se mantuvo fortalecido en los ratones.

"Esta es una verdadera borradura de la memoria", añadió.

DineroVer más
NacionalVer más