Apatía por encontrar cuerpos de jóvenes levantados en Serdán

Chalchicomula de Sesma. Pue. Se han cumplido más de tres meses de la desaparición de los menores de edad Abel de Jesús L. Francisco V. y Uriel G; quienes presuntamente fueron levantados y ejecutados por un grupo delincuencial que pretende apoderarse de la plaza en la región, en este sentido familiares de los jóvenes aseguran que no hay avance en la investigación que permita ubicar los restos de sus hijos.

Fue el tres de enero cuando familiares de Abel de Jesús L. de 17 años, difundieron en redes sociales y medios de comunicación local una fotografía para ubicar al menor, quien había sido visto por última vez en el libramiento de Ciudad Serdán,  cuando viajaba en su bicicleta y sujetos bajaron de una camioneta y lo levantaron, posteriormente se informó de la desaparición de Uriel G. de 16 años y Francisco V. de 17, los tres vecinos del barrio de Guadalupe.

La noticia tomo fuerza el 4 de enero, día en que los presuntos responsables del levantón compartieron en redes sociales un video donde se aprecia al joven sometido, hincado, con los ojos vendados y en el interrogatorio aclara que su patrón  se dedica al robo de camiones de carga con mercancía, presta dinero y distribuye mariguana.

Según el joven le pagaban 5 mil pesos para cuidar la casa  y  para avisar en caso de que la policía se acercara al inmueble.

En las fotografías se observan los cuerpos de los tres menores de edad sin vida y mutilados en algunas partes del cuerpo.

Ese mismo día familiares afirman que recibieron una llamada anónima donde les indican el lugar donde fueron a tirar los cuerpos en el municipio de Tlachichuca, ante ello se montó un operativo con policía ministerial, municipal y estatal sin que se encontraran los restos.

Amas de tres meses de la desaparición de los jóvenes familiares aseguran que las autoridades no muestran interés por dar continuidad a la investigación, incluso se han cansado de dar vueltas en el Ministerio Público, Policía Ministerial y oficinas de la Fiscalía.

“No le dan seguimiento, ya no los siguieron buscando y solo nos dicen que no hay nada nuevo ni que se vaya a implementar algún operativo, es como si no les importara” afirmó la madre de Abel de Jesús.

Misma información recibieron las madres de Uriel y Francisco.

Después de los hechos de la publicación del video familiares afirman que recibieron algunas llamadas de amenaza y posteriormente ya no los volvieron  a contactar.

Hoy simplemente rezar y encender una veladora a fotografías de los menores es el único consuelo que tienen los familiares.

DineroVer más
NacionalVer más