Las oportunidades de las Pymes en las coyunturas del mercado

En los últimos años se han desarrollado nuevas estrategias para llevar a cabo las operaciones del comercio internacional. Este nuevo enfoque se debe a los cambios constantes en las economías, acelerados por las nuevas tecnologías y el crecimiento exponencial de sectores claves, como la telecomunicaciones.

Estas nuevas tendencias han modificado la forma de hacer negocio, dejando de lado la información asimétrica en beneficio de unos pocos y brindando a quienes desean incursionar o mantenerse activamente en el mercado, independientemente de si se trata de una multinacional o una pyme, el acceso a herramientas importantes para la toma de decisiones.Estas son las principales tedencias o coyunturas del mercado que en la actualidad representan, sin duda alguna, un abanico de posibilidades para la pymes:

Las cadenas de valor y las alianzas estratégicas

Según International Trade Center (ITC) el 80% del comercio mundial se realiza dentro de las cadenas de valor y el 60% de lo que se comercia es mercancía de bienes intermedios. También afirma que el auge del comercio que va más allá de las fronteras se está basando en la estructura de las cadenas de valor interconectadas.

Las cadenas de valor, el comercio digital y el bono poblacional son algunas de las oportunidades que pueden aprovechar las pymes para su desarrollo.

Una de estas estructuras son las alianzas estratégicas, donde las pymes pueden reducir no solo los costos operativos, también pueden eliminar barreras de entrada. Por ejemplo, en conjunto pueden: reunir requisitos financieros, solucionar complicaciones tecnológicas o logísticas y lograr objetivos operativos en menor plazo.

Es importante, tambien destacar que en el comercio moderno el rol que juegan los servicios pasa por toda la cadena de valor. Según la Organización Mundial de Comercio (OMC), la participación de los servicios comerciales en las exportaciones mundiales alcanzó el 34% en 2016; aportando a la creación de valor y diferenciación de las empresas en mercados tan competentes.

La economía digital

La economía digital ha marcado nuevas pautas para el comercio gracias a su crecimiento exponencial. Cualquier recurso que genere comodidad y ahorro, de tiempo y dinero, es deseado para el consumidor debido a que en la actualidad se dispone de menos tiempo para realizar las actividades “cotidianas” y es necesario crear estrategias racionales que nos mantengan en una vida equilibrada. Es por esto que son cada vez más los productos que se ofrecen digitalmente.

Por lo que las pymes no deben verse limitadas a los mercado internos. En la actualidad pueden expandir su mercado, gracias a la posibilidades que presenta el comercio electrónico, eligiendo el método de negocio online que mejor les convenga: Business to Business B2B, Business to Consumer B2C y Consumer to Consumer C2C, entre otros.

Las redes sociales

El fin último del comercio es el bienestar social que comienza con el bienestar particular. Los comerciantes se han dado cuenta de que mirar a cada consumidor individualmente y sus necesidades cotidianas es la forma más directa de atraerlo. Las redes sociales han sido por excelencia un canal de comunicación para lograr este objetivo.

Desde 2016 ha sido evidente ese aprovechamiento en República Dominicana, cada vez más vemos profesionales independientes y empresas que usan estos medios no solo para promocionar sus productos, también para acompañar a sus clientes y potenciales consumidores en su “día a día”, mostrando un sentimiento de amistad como parte de sus “seguidores”.

Esto hace evidente una gran oportunidad para que las Pymes promocionen sus productos e identifiquen un segmento de mercado; y lo mejor: es posible a través de una estrategia comercial de bajos costos, eficiente y con resultados exponenciales.

La Generación Y o los ‘Millennials’

El envejecimiento de la población de los países industrializados versus la generación joven de los países en desarrollo, es una oportunidad plausible para las Pymes. Con el “boom” de los millennials la productividad en los países en desarrollo está a flor de piel. La generación que aglomera los jóvenes nacidos entre 1980-2000, se caracteriza por ser creativa, crítica y participativa, con elevada capacidad para el uso de las tecnologías, enfoque emprendedor y orientación no solo al consumo, sino también actuar como generadores de información y soluciones.

Sin duda, esta generación conforma un recurso valioso para el desarrollo de capacidades técnicas y la creación de estrategias innovadoras para identificar nuevos nichos de mercado.

Si bien es cierto que existen aún los rezagos de crisis económicas recientes, altos niveles de desempleo y desigualdad, y el imperante cambio climático; este conjunto de coyunturas presentan oportunidades que pueden ser la base del crecimiento de tu pyme.

Conociendo las oportunidades que el mercado nos presenta, falta resaltar el valor de la voluntad. Porque para aprovechar estas coyunturas también es preciso ir superando las carencias asociadas a la capacidad productiva, comercial y humana.

Con información de Agencias


DineroVer más