Igualan contribuciones patronales de pymes

En el capítulo de la reforma tributaria destinado a la seguridad social, se van igualando paulatinamente las contribuciones patronales de las pequeñas y grandes empresas en una alícuota de 19,5%, porcentaje al que se llegará en 2022.

Hoy las empresas más pequeñas y las industriales y agropecuarias tributan 17% mientras que las compañías grandes y las de comercio y servicios lo hacen al 21%.

José Luis Sirena, de la consultora del mismo nombre, criticó que no se impongan cargas según la capacidad contributiva de las empresas.

De todos modos, las empresas pequeñas que ya gozan de la rebaja al 17%, se les mantendrá, pero el beneficio no regirá para las nuevas que se constituyan a partir de la vigencia de la reforma impositiva.

Una parte de la remuneración va a ser no imponible para todas las empresas, en concreto, los primeros $ 12.000 del salario del trabajador, a partir del 1 de enero próximo. Desde 2019, esa base no imponible se actualizará por el Indice de Precios al Consumidor (IPC), puntualizó Sirena. Ese MNI no va a estar sujeto a cotizaciones independientemente de la modalidad de contratación.

En el caso del aguinaldo, se reduce la base no imponible en un 50%, o sea que el mínimo será de $ 6000. El artículo incluye en este criterio las vacaciones no gozadas, pero Sirena señaló que es un error porque se trata de un concepto no remunerativo sobre el que no se pagan contribuciones patronales. Si se extingue el vínculo laboral, se tomará la parte proporcional del aguinaldo.

El proyecto faculta al Poder Ejecutivo a determinar con qué criterios va a redistribuir el 19,5%, entre la ANSeS, el PAMI, el seguro de desempleo y las asignaciones familiares.

En cuanto a los mínimos y máximos para que los aportes y contribuciones, el articulado fiija un piso de $ 2520,60. O sea, que si el sueldo es de $ 14.000, de todos modos se van a tener que pagar aportes y contribuciones no por $ 2000, lo que supera el mínimo no imponible de $ 12.000, sino por $ 2520,60 para que se lo considere tiempo de servicio del trabajador.

En cuanto al techo a aportes y contribuciones, gradualmente se va a desafectar el actual tope del aporte del trabajador hasta que pague el 11% sobre el sueldo completo en lo que va a la ANSeS. El máximo de $ 81.918,55 se seguirá aplicando para los aportes a la obra social sindical y al PAMI. Las contribuciones patronales ya están liberadas.

Un anexo al que hace referencia la ley incluye alícuotas de IVA por zonas, que tienen que desaparecer en 2022.

Las microempresas con facturación de hasta $ 2,4 millones y con hasta 5 trabajadores, beneficiadas por la Ley de Promoción del Empleo, siguen con una del 50% de las contribuciones patronales hasta enero de 2022.

Las empresas de hasta 80 trabajadores que tomen un nuevo empleado hasta la vigencia de la ley gozarán de la rebaja por 2 años que otorga esa ley, hasta terminar esos dos años. Luego queda derogada.

También seguirá sólo para las anteriores el beneficio de alícuota reducida de Aseguradoras de Riesgo del Trabajo (ART) para las microempresas de hasta 5 empleados, pero se derogará para el futuro.

 

 

Con información del Cronista

DineroVer más
NacionalVer más