Pymes, con altos costos de producción

Para los empresarios de las pequeñas y medianas empresas (pymes) industriales hay un repunte en la actividad económica tras meses complicados, pero sigue minada la rentabilidad.

Consideran que los elevados costos para producir y plantas con parques tecnológicos atrasados frenan un mayor crecimiento.

Ayer, en el marco de la Ferinoa, se concretó el Primer Encuentro Nacional de Pymes Industriales, que organizó la Asociación Parque Industrial Salta (APIS), con más de 400 inscriptos.

En el Centro de Convenciones de Limache se realizaron exposiciones sobre la coyuntura y las perspectivas del sector. Pedro Cascales, secretario de Industria de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), dijo que recién en julio las pymes industriales empezaron a notar una mejora en la economía. "Somos los primeros en caer y los últimos en recuperarnos", expresó.

El empresario trazó buenas expectativas, ya que en la Argentina, de acuerdo a una encuesta que realizó CAME, un 32 por ciento de las compañías de este rubro tienen un plan de inversión y otro 10 por ciento lo evalúa.

Sobre los costos de producción, Cascales apuntó a la presión impositiva. Precisó que en el 2001 llegaba a las 16,6 por ciento y en la actualidad es de 33 por ciento, con una fuerte suba en los tributos provinciales y municipales.

De cien pesos que ingresan a una pyme industrial, el 42 por ciento se va en impuesto, señaló el representante de la CAME. Agregó que con ese contexto, queda anulada la competitividad ante el mundo.

Cascales, como otros empresarios, espera que con la propuesta de la reforma tributaria que quiere encarar el gobierno de Cambiemos se elimine el impuesto a los ingresos brutos, que cobran las provincias sobre distintos puntos de la cadena de producción, distribución y venta.

El empresario se mostró a favor de reemplazarlo por un IVA provincial, que sea menos distorsivo.

Leonardo Juárez, presidente del APIS, sostuvo que es fundamental la reforma tributaria. "Necesitamos que llegue a buen puerto sino las pymes industriales no tenemos cómo seguir avanzando", afirmó.

Juárez dijo que por la presión tributaria se multiplican las caídas de proyectos. "Uno de cada diez emprendedores cierra el primer año y cinco de cada diez, en el segundo año, eso es por la presión fiscal", manifestó el titular del APIS.

Durante las disertaciones, los empresarios hicieron notar el alto peso que tienen en la estructura los gastos ocultos, que se desprenden, por ejemplo, de los juicios laborales. Por eso, Cascales pidió que todas las provincias del NOA se adhieran a la nueva ley nacional de riesgos de trabajo, que apunta a reducir los niveles de litigios.

También solicitó adhesiones a la nueva legislación para pymes y emprendedores y que en las provincias se puedan acelerar los trámites para la constitución de sociedades comerciales.

Al respecto, el ministro de Ambiente y Producción Sustentable de la Provincia, Javier Montero, recordó al abrir el debate que el Gobierno provincial remitió a la Legislatura un paquete de leyes para la adhesión a las nuevas normativas nacionales. Con esos instrumentos, Salta, además, apunta a modernizar el Registro Público de Comercio y poner en vigencia el sistema de construcción mixto, entre el sector público y privado.

Brotes verdes

En el encuentro, salieron como ejes claves para la inversión la confianza, la previsibilidad y la demanda, todo sostenido con financiamiento para que las empresas puedan crecer. Destrabar recursos para la producción, a tasas más razonables, permitirá mejorar las maquinarias.

Entre las peticiones, destacaron que se simplifiquen los pasos para incentivar el comercio exterior.

En la Argentina, según difundió ayer Cascales, de las 800 mil pymes industriales, solamente exportan unas 8 mil.

 

Con información de El Tributo 

DineroVer más
NacionalVer más