¿Cuál es la capacidad de innovación de las pymes?

 Las pequeñas y medianas empresas (pymes) y sus capacidades de innovación inciden directamente en sus procesos y productos. Bajo esa premisa, un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) realizó un análisis a partir de una muestra representativa de 308 compañías con una plantilla de entre cinco y 250 trabajadores.

Como resultado de este estudio, Gonzalo Maldonado Guzmán y María del Carmen Martínez Serna, ambos miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), encontraron que aproximadamente 70 por ciento de las empresas consideradas como pymes son familiares, un porcentaje similar al de otros ejercicios realizados a nivel nacional. Asimismo, observaron el hecho de que las pymes, aun cuando están innovando, desconocen que lo hacen.

Al respecto, Maldonado Guzmán comentó en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt: “Hay dos tipos de innovación: la innovación radical y la innovación incremental. En Aguascalientes, igual que en el resto del país, es muy poca la innovación radical, estamos hablando del desarrollo de nuevos productos y servicios, para eso las empresas tienen que tener departamentos de investigación y desarrollo, lo cual las pymes no van a tener”.

Sin embargo, la innovación incremental, que consiste en cambios a los productos, procesos, marketing y gestión, sí se lleva a cabo, pues hay empresas que realizan mejoras en sus productos para que se comercialicen mejor, cambian la presentación de los mismos para hacerlos más atractivos o hacen cambios en sus procesos de manufactura para volverse más eficientes.

“Entonces los empresarios de Aguascalientes sí hacen innovación, le hacen mejoras a sus productos, les hacen algunos cambios y los venden al mercado. Eso nos lleva a pensar que ellos están haciendo innovación, otro tipo de innovación que los investigadores no se han enfocado en estudiar, que es la innovación incremental”, destacó.

En una escala del uno al cinco, las empresas obtuvieron los siguientes resultados con respecto a innovación en productos: las pequeñas 3.59 y las medianas 3.54, esto, en introducción de nuevos equipos para automatizar los procesos de la organización; 3.49 y 3.54, respectivamente, en la incorporación de nuevos métodos de creación y prestación de servicios. Asimismo, con relación a los procesos, obtuvieron 3.11 y 3.25 en el desarrollo de productos o servicios cuyas características difieren significativamente de los productos preexistentes en la empresa; y 3.04 y 3.0 en cuanto al desarrollo de nuevas utilizaciones para productos cuyas especificaciones técnicas fueron modificadas ligeramente.

Con relación al marketing, los resultados entre las pequeñas y medianas empresas fueron más amplios, entre 2.82 y 3.21 en las primeras, y 3.25 y 3.86 en las segundas, esto, para variables como la adopción de nuevos métodos de comercialización o la introducción de cambios en el aspecto, forma o gusto de los productos.

“Si como investigadores les enseñamos a gestionar todo ese conocimiento que se desarrolla, a la generación e implementación de nuevas ideas, procesos, productos o servicios, pues entonces creo que esto mejoraría un poco más las empresas”, finalizó Maldonado.

Con información de Agencias 

DineroVer más
NacionalVer más