Las pymes son fundamentales, según Chacho Álvarez

El exvicepresidente argentino (1999-2000) y actual secretario general de la Aladi, Carlos Chacho Álvarez, llegó al país para presentar (hoy) la Expo Aladi, que se realizará entre el 15 y el 20 de octubre en los predios de la Fexpocruz. 

Con un traje sobrio de tono azul nos brindó 15 minutos, antes de reunirse con los empresarios de Santa Cruz para conocer sus inquietudes y de paso probar los horneados que le prepararon especialmente.

¿Qué significa en términos económicos la Aladi para la región?
La Aladi es la asociación más antigua que tiene América Latina. Está conformada por 13 países y en términos económicos representa el 94% del Producto Interno Bruto de Latinoamérica. El principal objetivo de este organismo es el de construir una región con una trama de intercambio comercial y productiva más fuerte.

Desde la Aladi buscamos la integración de la región sobre todo en su dimensión comercial y productiva y esa tarea cobra más relevancia en un mundo donde los países más de-  sarrollados tienden a cerrarse, es muy importante fortalecer el comercio interregional.

Los países integrantes de este bloque económico ¿lo aprovechan?
En la Aladi hay preferencias arancelarias de un país a otro, pero muchas veces los pequeños y medianos empresarios que forman la matriz productiva de la mayoría de nuestros países no conocen de esas preferencias, no conocen esas ventajas por lo que tenemos mucho menos intercambios comerciales de que realmente podríamos tener.

¿Cómo superar esta falencia?
La única manera es la de dar a conocer estas ventajas comerciales, la de tener una actitud más activa frente a otros bloques económicos que muchas veces son poco ventajosos para la región. Debemos dar a conocer la macro rueda de negocios que tenemos y que el año pasado generó en intención de compraventa por más de $us 300 millones y en la que participaron unos 800 empresarios.

 ¿Cuál es el beneficio de la Expo Aladi que se realizará en Bolivia?
Hay que destacar dos cualidades. La primera se da en el país que la convoca, pues hay un movimiento a escala nacional donde las empresas, especialmente las medianas y pequeñas, tienen la oportunidad de dar a conocer su producción, eso lo pudimos comprobar en las ferias realizadas en Montevideo, Buenos Aires y la última en México. El segundo aspecto es que el país anfitrión se convierte en una vidriera en la que participan 13 naciones latinoamericanas y algunas veces con delegaciones de otras regiones.

Para Bolivia, el Mercosur en términos comerciales no es la mejor opción, mientras la CAN si lo es ¿Qué sucede con la Aladi?
El salto que se debe dar es el de buscar las complementariedades en nuestras economías. Sin dudas que hay una competencia entre países, pero al mismo tiempo está la posibilidad de asociarse de producir de manera conjunta y dar valor agregado a las cadenas productivas que pueden ser regionales o subregionales. 
Hoy en el mundo nadie fabrica productos finales, eso pasa en Asia y en Europa, muchos países fabrican parte de un producto y este se lo termina en otro lugar. Y eso se debe lograr en América Latina, con la participación activa de las pequeñas y medianas empresas que también tienen las posibilidad de internacionalizarse, pues no se puede desconocer que las pymes de los distintos países miembros tienen un rol muy importante en la Aladi y es eso lo que se debe potenciar. 

 ¿Cómo se explica la necesidad del libre tránsito de las mercancías, pero no así el de las personas? Argentina es un ejemplo en sus celos con los migrantes limítrofes.
Nosotros deberiamos tener una política común en el tema migratorio, que esté en línea con el tema de libre tránsito de los bienes y los servicios, en donde también las personas puedan hacer lo mismo.

 

Con información de El Deber 

DineroVer más
NacionalVer más