Zavala ayuda a AMLO y a Meade, pero perjudica a Anaya

“El hombre es mortal, pero eso es solo la mitad del problema. Lo grave es que es mortal de repente. ¡Ésta es la gran jugada! Y no puede decir con seguridad qué hará esta tarde”. Mijail Bulgákov en El maestro y Margarita

“Érase una vez que había una señora. Ella no tenía… felicidad. Y al principio lloró durante mucho tiempo, pero luego se convirtió en malvada”. El maestro y Margarita

“Regresar a mi partido es una de las cosas que nunca me gustan descartar, pero el PAN tendrá que reconstruirse, sus valores se desdibujaron, hay una renuncia a la identidad, hay mucho pragmatismo”. Margarita Zavala

La encuesta en Facebook que ayer publicó SDP Noticias la empezaron a aplicar los analistas de México Elige, Aldo Campuzano y Sergio Zaragoza, unas horas después de la renuncia de Margarita Zavala a su candidatura presidencial. Ella dijo que no declinaba por nadie, que dejaba a sus seguidores en la libertad de elegir a cualquiera de los otros candidatos.

Lo cierto es que los votantes de Margarita parecen haber elegido. La gráfica principal de la encuesta difundida por SDP Noticias es clarísima: los seguidores de la señora Zavala claramente decidieron apoyar a AMLO y en menor medida a Meade.

Así las cosas, la renuncia de la única mujer que aspiraba a la Presidencia de México incrementó las preferencias de AMLO, que está en el punto más alto de la serie de encuestas de México Elige; hizo caer a Anaya, que perdió el ritmo de crecimiento, y levantó a Meade, que volvió a estar en empate técnico con el panista en el segundo lugar.

La ventaja de Andrés Manuel López Obrador, que hace una semana se había reducido, ha vuelto a ser simple y sencillamente enorme.

El problema para Ricardo Anaya es que ya no es el único perseguidor del puntero. Ahora también José Antonio Meade está de nuevo en la pelea.

Los resultados de la encuesta de México Elige que publica SDP Noticias tendrán que modificar las estrategias de Meade y Anaya para el debate de esta noche: no solo se lanzarán contra AMLO, sino se atacarán entre ellos.

Inclusive el priista y el panista tendrán que ser mucho más duros entre ellos que con López Obrador.

Es que, de plano, para llamar al voto útil contra Andrés Manuel, el PRI y el PAN necesitan ofrecer a los electores un claro segundo lugar. Y ello es algo que no está decidido.

Sobran encuestas que ponen a Meade fuera de la pelea y, por otra parte, también circulan algunas con Meade cerca de AMLO y Anaya en tercero.

Lo cierto es que la encuesta en Facebook ha demostrado ser la más confiable, si no por otra cosa, porque esa poderosa red social lleva los cuestionarios a tantos lugares dominados por el crimen organizado en los que los encuestadores tradicionales simple y sencillamente no entran.

El segundo debate, moderado por León Krauze y Yuriria Sierra, será fundamental. Si Anaya vuelve a ganar, seguramente crecerá de nuevo. Si AMLO se queda con la victoria, anticipadamente se acabará la contienda: será presidente de México. Pero si es Meade el que triunfa, consolidará la segunda posición. 

Por lo demás, hay que decir que este domingo los problemas de Anaya se han multiplicado.

El candidato del PAN-PRD-MC no solo está sufriendo el golpe de ver que ha dejado de crecer en la encuesta, sino también los efectos terribles para él del reportaje principal de Proceso que lo deja muy mal parado.

Cualquiera que lea la revista fundada por Julio Scherer quedará convencido de que Anaya miente, y mucho, acerca de su dinero, lo que le convierte en sospechoso de corrupción.

Por esa razón, como nunca había ocurrido, el número de Proceso de esta semana ha circulado desde anoche masivamente en WhatsApp. No me sorprenderá si Meade o AMLO o hasta El Bronco Rodríguez muestran en el debate de hoy esta portada:

Garfias, “todavía mi amigo”

Don Pancho Garfias, columnista de Excélsior, se metió en el lío de difundir rumores de redes sociales acerca de la salud de López Obrador. Se equivocó el periodista.

Su comentario —él es muy leído, sin duda— sirvió para que otras personas orquestaran toda una campaña de calumnias contra AMLO, al que se llegó a acusar de situaciones tan absurdas como la de traer a México, cada quince días, a un experto mundial en medicina a atenderlo.

Los grandes especialistas médicos tienen agendas complicadísimas: viajan por todo el mundo a congresos y, por supuesto, en sus lugares de origen tienen trabajo en exceso por sus investigaciones o atendiendo enfermos, además de que dedican tiempo a sus familias . Así que nadie puede contratarlos para que dos fines de semana al mes salgan de sus países para tratar a una persona que los necesite. De ese tamaño son las mentiras que se contaron.

Por lo demás, Andrés Manuel, que tuvo un infarto hace años, está muy bien en la actualidad. De hecho, es el que más viaja entre todos los candidatos presidenciales, lo que demuestra su buena condición física.

Las calumnias llevaron a muchas personas a criticar a los periodistas que las difundieron. Garfias, por cierto, no mintió. Él cometió un único pecado: dar credibilidad a versiones de redes sin mayor fundamento.

Critiqué al señor Garfias y a otros periodistas. Dice el columnista de Excélsior que soy de los que pegan y soban. No sé si ese sea mi estilo. De lo que estoy seguro es de que respeto, admiro y aprecio a Pancho Garfias, que no dejará de ser mi amigo, a pesar de que él haya dicho, ayer sábado en su columna, que soy su “todavía amigo”, esto es, me amenazó con que si sigo criticándolo me retirará la amistad.

Me parece una actitud inmadura y de berrinche del señor Garfias. Se vale criticar, claro que sí porque, cualquiera lo sabe, amistad no es incondicionalidad.

Voy a invitar a Pancho a comer por ahí para ver si se le baja el enojo. Supongo que su salud le permitirá beber vino de mil pesos. A mí me lo han prohibido los médicos, pero he decidido no hacerles caso. Bueno, los especialistas hasta el café me quieren quitar. Están locos.

 

Con información de SDP Noticias