Estado de salud de Elba Esther Gordillo aún no se ha certificado

Elba Esther Gordillo permanece, desde hace 15 meses, en un hospital privado sin que las autoridades de la Ciudad de México conozcan su estado de salud ni certifiquen si es justificada su estancia fuera de prisión.

Ni la Subsecretaría del Sistema Penitenciario ni la Secretaría de Salud locales han recibido informes médicos o comunicaciones del hospital privado sobre la situación de Gordillo, que, de acuerdo con sus abogados padece insuficiencia renal, hipertensión arterial, hepatitis C y dos aneurismas.

Las dependencias tampoco han enviado doctores o especialistas para que revisen a la única reclusa de todo el sistema penitenciario capitalino que hoy se encuentra en un hospital privado.

A través de nueve solicitudes de transparencia, ambas dependencias han dejado en claro que no cuentan con documentos que permitan conocer el estado de salud de la ex lideresa del sindicato magisterial.

Aunque Gordillo cuenta con una suspensión judicial que prohíbe internarla en los hospitales de Xoco, Balbuena y en la torre médica del penal de Tepepan, la falta de informes médicos no permite conocer si hay razones para que la ex lideresa del SNTE permanezca fuera de las instalaciones penitenciarias y de salud de la Ciudad de México.

La Secretaría de Salud ni siquiera sabe oficialmente que Gordillo salió del hospital de Tepepan y que se encuentra en un nosocomio privado. En una de sus respuestas de transparencia, la dependencia local señala que no tiene informes del traslado y que ningún médico de la torre médica ha acudido al hospital María José Roma para revisar a la detenida.

La Secretaría tampoco ha intercambiado documentos médicos con el Sistema Penitenciario ni recibido informes de las autoridades judiciales o de la defensa legal de Gordillo. El reglamento de la Ley de Salud de la Ciudad de México establece que el tratamiento en instituciones diferentes a las que tienen los servicios oficiales de salud sólo podrá autorizarse a recomendación de las autoridades de Salud cuando exista grave riesgo para la vida o secuelas posteriores.

Después de ser arrestada, el 26 de febrero del 2013, Elba Esther Gordillo fue recluida en el penal de Santa Martha, pero días después se le trasladó a la torre médica del penal de Tepepan, que cuenta con especialistas y tecnología para atender a las internas en casos de emergencia y de enfermedades graves. Ahí permaneció la mayor parte de su tiempo en reclusión, aunque en varias ocasiones le permitieron salir a hospitales privados para el seguimiento y control de sus enfermedades.

El 27 de enero del 2016, se reportó que Gordillo fue llevada al hospital privado María José de la colonia Roma después de estar cinco días en el hospital de Xoco, de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México.

El abogado de la ex lideresa magisterial, Marco Antonio del Toro, aseguró a Despierta que los documentos que justifican la permanencia de su clienta en el hospital privado, mismo que ella paga, forman parte del expediente del caso. “Toda esa información se manda a su expediente clínico, que todavía se conserva en la torre médica de Tepepan, y a las autoridades penitenciarias se les ha mantenido informadas de cada circunstancia que se ha venido realizando con motivo de su salud”, explicó.

Despierta solicitó a Del Toro copia de esos documentos oficiales y él entregó 27 hojas en formato Word, sin ningún tipo de sello o membrete de algún hospital o clínica. Ahí describe dictámenes de peritos y oficios de los médicos de Elba Esther Gordillo, pero sin incluir copia de estos de los documentos originales.

El otro documento proporcionado por Del Toro es un escrito dirigido a Antonio Hazael Ruiz Ortega, subsecretario del Sistema Penitenciario del Gobierno del Distrito Federal, firmado por el doctor Martín Salvador Valencia Reyes, tratante de Gordillo, con el que piden la prisión domiciliaria. De ese documento sólo la primera hoja, de un total de 7, tiene un sello de recibido por esa oficina, es del 4 de mayo de 2017.

Sólo con esta información conocida, Elba Esther Gordillo cumple 15 meses internada en el hospital privado María José Roma; cuando fue detenida en febrero de 2013 sólo pasó 4 días en una celda antes de ser trasladada por primera vez a la torre médica de Tepepan.

 

Con información de Agencias 

DineroVer más
NacionalVer más