Escoltas de hijos de ‘El Chapo’ son abatidos

Francisco Javier Zazueta Rosales, “Pancho Chimal”, quien recientemente se fugó junto con cuatro reos de alta peligrosidad del penal de Culiacán, fue abatido tras un enfrentamiento con marinos.

Luego de su fuga, Zazueta se escondió en una zona rural de Culiacán y en la sierra de Badiraguato, Sinaloa, donde la Marina detectó sus movimientos desde la primera semana de abril.

La confrontación, ocurrida en las inmediaciones del Municipio de Badiraguato, se llevó a cabo tras realizar trabajos de gabinete y campo que permitieron ubicar un lugar donde se reunían integrantes de la delincuencia organizada.

Ayer elementos navales se dirigieron al área y fueron agredidos por presuntos infractores, por lo que repelieron la agresión con el fin de reducir el riesgo de bajas civiles.

El operativo se llevo a cabo con base en el Manual del Uso de la Fuerza de Aplicación Común de las tres Fuerzas Armadas, de acuerdo con la dependencia federal.

Tras la refriega, en coordinación con autoridades de Sinaloa, los marinos aseguraron un lanzacohetes, dos rifles calibre .223, uno de ellos con aditamento lanzagranadas, un rifle AK-47, conocido como “Cuerno de chivo”, dos cargadores abastecidos calibre .223 y siete cargadores abastecidos para AK-47, además de equipo táctico y de radiocomunicación.

Además, fueron encontradas decenas de cartuchos percutidos de bala.

La Fiscalía General del Estado inició una carpeta de investigación por estos hechos en la Unidad del Ministerio Público de lo Penal de Homicidios Dolosos Región Centro.

En coordinación con la delegación estatal de la Procuraduría General de la República, se corroboró la identidad de Zazueta Rosales a través del Sistema Automático de Identificación de Huella Dactilar.

El inmueble del Servicio Médico Forense (Semefo) de Culiacán, a donde fue trasladado el cuerpo del gatillero, fue resguardado por militares, ante la presunción de que pretenda ser rescatado por integrantes de su célula criminal.

El “Pancho Chimal” fue detenido el pasado 18 de febrero por elementos de la Marina en el Fraccionamiento Acueducto de la capital de Sinaloa, bajo señalamiento de ser uno de los responsables de una emboscada a un convoy militar en la que murieron cinco elementos del Ejército, además de resultar diez heridos, perpetrada el pasado 30 de septiembre de 2016.

Con la emboscada, los criminales arrebataron a Julio Ortiz “El Kevin” de manos del Ejército, quien había sido capturado en Badiraguato.

Según fuentes militares, el gatillero manejaba convoyes de hasta 30 camionetas en Mazatlán y Culiacán para brindar seguridad a los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán, integrante del Cártel del Pacífico, y frenar la incursión en Sinaloa de grupos rivales, como los provenientes de la agrupación de los Beltrán Leyva.

Tras confirmarse que Zazueta fue abatido, militares mantienen bajo resguardo las instalaciones del Servicio Médico Forense.

Desde la noche del viernes, las instalaciones de Semefo se encuentran resguardadas por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, donde además se mantiene control de todos los vehículos que transitan por la zona.

 

Con información de Agencias 

DineroVer más
NacionalVer más