Cifuentes cede a las presiones y renuncia

Una de las políticas de más renombre del gobernantePartido Popular de España dimitió el miércoles como presidenta de la comunidad de Madrid, horas después de aparecer en un vídeo publicado en internet de un supuesto hurto de productos cosméticos en un supermercado hace siete años. La renuncia abrió una nueva crisis en la formación conservadora del presidente Mariano Rajoy.

La salida de la presidenta regional, Cristina Cifuentes, ocurre luego de una controversia de un mes de duración sobre una maestría en Derecho Autonómico concedida por una universidad pública de la región, que falsificó las firmas de profesores y administradores luego de que, al parecer, la política no asistió a la mayoría de las clases, como requerían las bases del título.

Cifuentes, de 53 años de edad, era una estrella en ascenso del Partido Popular (PP) de Rajoy, labrándose un nombre como una abierta defensora de la tolerancia cero a la corrupción, tanto dentro como fuera del partido gobernante.

Sin embargo, durante el mes pasado estuvo bajo fuego por no haber entregado el trabajo final de la maestría, pese a lo cual obtuvo en 2012 el diploma de la Universidad Rey Juan Carlos. La universidad ha reconocido que las firmas son falsas y los fiscales abrieron una investigación.

La oposición en el Parlamento regional preparaba una moción de censura en su contra para principios de mayo. La marcha de Cifuentes abre la puerta a que un candidato “limpio” del PP la sustituya.

Citando fuentes del partido en el poder, la agencia de noticias española Europa Press informó que el propio Rajoy ordenó la renuncia de Cifuentes antes del debate clave del miércoles en el Congreso sobre el presupuesto nacional para 2018.

La decisión siguió a la publicación de un video de 2011 en el sitio web de noticias OKDiario. El video muestra a Cifuentes en la sala de seguridad de un supermercado local revisando el contenido de sus bolsas en compañía de un guardia.

OKDiario dijo que Cifuentes fue descubierta robando dos productos cosméticos. El sitio web dijo que no fue acusada porque la policía la dejó ir.

La política reconoció el incidente el miércoles, pero dijo a los periodistas que fue un malentendido.
Cifuentes opinó que el video y las acusaciones sobre su maestría, que el periódico El Diario publicó por primera vez en marzo, fueron parte de una “campaña de acoso y derribo“, encabezada por opositores políticos que cayeron en un ataque “demasiado personal.”

“Creo que se han pasado unas líneas rojas evidentes“, dijo Cifuentes, quien agregó que al dejar su papel en el gobierno regional quería evitar “la amenaza, la posibilidad real” de que la Comunidad de Madrid cayera en manos de una coalición de la izquierda del PSOE y del partido Podemos, con el apoyo de la organización Ciudadanos.

“Creo que es lo mejor para todos, creo que el mal mayor sería la izquierda radical gobernando“, agregó.

El líder nacional del partido Ciudadanos, Albert Rivera, quien inicialmente había apoyado al gabinete de Cifuentes en la asamblea regional, criticó al presidente del gobierno por esperar demasiado para destituir a la política madrileña. “Nos habría gustado que se hubiera evitado este bochorno de más de 30 días“, dijo Rivera.

Rajoy está tratando de conseguir suficiente apoyo en el Congreso para aprobar un presupuesto para 2018, pero el apoyo a su gobierno minoritario ha disminuido tras varios años de políticas de austeridad, una serie de escándalos de corrupción que involucran a miembros del PP y la forma en que manejó el intento de independencia catalana.

 

Con información de AP