Chang Jiang, el niño mensajero que recorre a pie las calles de China

Un niño de siete años del este de China fue atendido por las autoridades después de descubrirse que trabajaba como mensajero de tiempo completo en lugar de ir a la escuela, publicó el South China Morning Post, el principal periódico en inglés de Hong Kong.

Chang Jiang, de Qingdao en la provincia de Shandong, llamó la atención de miles de personas después de publicarse en Internet un video de él entregando paquetes.

La grabación comenzó a circular en la plataforma china de medios sociales Weibo el pasado domingo y muestra al niño trabajador entregando paquetes a pie.

Un informe preliminar sobre la historia de Jiang al que tuvo acceso la prensa local, señala que la madre del niño, de quien no se ha revelado su nombre, lo abandó en 2013 después de que su padre enfermara.

La madre dejó al niño con un hombre llamado Yan Shifang, uno de los excompañeros de trabajo de su esposo enfermo, quien posteriormente se trasladó a otra área de Qingdao y se llevó al niño con él, según South China Morning Post.

El padre de Chang falleció hace cuatro años y su madre se volvió a casar antes de perder el contacto con su hijo, declaró a la prensa Yan Shifang.

Desde que tenía tres años, Chang ha estado viviendo con Yan a quien ayuda con su trabajo de repartidor para ganarse la vida, publicó Newsweek.

Divorciado, con un hijo propio, Yan dijo a la prensa que trabajaba como repartidor y que llevaba al niño con él en sus rondas diarias. Aunque las autoridades no han especificado cuando comenzó a trabajar en tiempo real el niño.

Chang ganó tanta experiencia que ahora lleva a cabo las entregas por su cuenta. Actualmente, entrega aproximadamente 30 paquetes por día y se ha convertido en una celebridad local dentro del distrito de Shibei en Qingdao, informó Weibo.

Chang Jiang dijo a los periodistas que estaba feliz haciendo su trabajo y que aún quiere ser un repartidor cuando crezca.

A partir de la popularidad del video sobre la historia de Chang Jiang en los medios chinos, las autoridades locales declararon que buscarían la forma de conseguir que el niño vaya a la escuela, y están contactando a su madre.

En un aviso, según Newsweek, las autoridades locales del gobierno del distrito de Qingdao Shibei confirmaron que la historia de Chang era cierta, informó China Daily.

“La autoridad de la policía local aún no ha encontrado el hogar registrado del niño y estamos tratando de encontrar a la madre del niño”, dijo el aviso.

Aunque China brinda nueve años de educación obligatoria, Chang no es nativo de Qingdao, nació en Pingxiang, provincia de Jiangxi, y por lo tanto no tiene los documentos oficiales necesarios para inscribirse en la escuela, publicó Weibo.

Los niños migrantes tienen acceso restringido a escuelas públicas y servicios sociales en áreas urbanas. Esto significa que muchos hijos de trabajadores migrantes en las ciudades no reciben educación formal.

Un informe de Thepaper.cn dijo que los funcionarios del gobierno local habían logrado rastrear a la madre y estaban en conversaciones con ella sobre el futuro del niño.

DineroVer más
NacionalVer más