Confirman atentado en Barcelona

Al menos dos personas murieron y veinte resultaron heridas en un atentado terrorista ocurrido cuando una furgoneta atropelló a numerosos peatones en la zona más céntrica y turística de la ciudad española de Barcelona, según confirmó la Policía.

El suceso ocurrió pasadas las 15:00 horas GMT, cuando una furgoneta alquilada de color blanco arrolló a varias personas que paseaban por las Ramblas, uno de los lugares más concurridos y turísticos de esta ciudad del noreste de España.

La Policía busca a dos personas como supuestos autores del atropello y se cree que uno de ellos se ha parapetado en un bar con un arma larga y el otro ha logrado huir, según las primeras hipótesis de las fuerzas de seguridad.

Además, las fuerzas policiales localizaron una segunda furgoneta aparcada en la localidad barcelonesa de Vic (noreste), que podría estar implicada en el atentado, pues en ella podría haber huido al menos uno de los autores.

Al parecer, la furgoneta causante del atropello partió de la estación de metro de las Ramblas, circuló por el carril central de esta avenida e impactó contra varios vehículos en el recorrido, que terminó prácticamente en la entrada del teatro del Liceu (la ópera de Barcelona).

La furgoneta se desplazaba a gran velocidad y haciendo “eses”, según el testimonio de un testigo.

Según fuentes policiales, quien alquiló el vehículo del ataque sería un joven de origen magrebí, Driss Oukabir, con residencia legal en España.

Las fuerzas de seguridad han acordonado la zona mientras que los equipos de emergencias sanitarias desplegaron un amplio dispositivo de asistencia a las víctimas.

El Gobierno regional de Cataluña recomendó evitar salir a la vía pública en la zona de la Plaza de Cataluña, donde comienzan las Ramblas, por este “incidente grave”.

Las estaciones de ferrocarril de la plaza Cataluña y del Paseo de Gràcia, las más próximas al lugar de los hechos, fueron desalojadas y cerradas al público. También fueron cerradas las estaciones de Metro de plaza de Cataluña y Liceu.

En los alrededores de la Rambla y la plaza de Cataluña se vivieron escenas de pánico, con gente corriendo muy asustada, refugiándose en comercios y portales tras el atropello.

La zona del suceso es uno de los puntos más concurridos de la ciudad, especialmente por los turistas, y nudo de enlace de varios medios de transporte público.

En ella se encuentran también diversos centros comerciales y locales de gran actividad.

El atropello se produjo cerca de la fuente de Canaletas, donde los seguidores del Fútbol Club Barcelona suelen reunirse para celebrar los títulos conseguidos por este equipo.

Cerca se encuentra también el histórico mercado de la Boquería, que también está cerrado.

 

Con información de EFE 

DineroVer más
NacionalVer más