La menopausia no es una terrible pesadilla

“Un día lo quise matar, decirle cuánto lo odiaba, quería que se largara de casa y me dejara en paz, fue justamente cuando descubrí que había entrado a la menopausia”, relata en entrevista doña Juana a sus ahora 60 años sobre sus cambios drásticos de humor en los que incluso ni soportaba que su pareja la tocara.

Páginas

DineroVer más
NacionalVer más