Tlcan y Banamex dominan segundo debate

La renegociación del Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), así como la venta de Banamex a la estadounidense Citigroup en 2001 tomaron el foco de la discusión económica en el segundo debate presidencial celebrado este domingo en Tijuana.

El candidato Andrés Manuel López Obrador de la coalición Juntos Haremos Historia se expresó a favor de la continuación del TLCAN, y descartó que pueda desatarse una guerra comercial con Estados Unidos en caso de que México cierre fronteras al maíz amarillo, el grano que más importa México de Estados Unidos.

López Obrador precisó que parte de la estrategia para mejorar la relación con Estados Unidos es primero fortalecer la economía mexicana con el objetivo de incrementar las oportunidades de empleo y reducir la migración, además de incrementar el apoyo al campo para mejorar la producción agrícola y dejar de depender de las importaciones de alimentos que provienen principalmente del país del norte.

La renegociación del Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), así como la venta de Banamex a la estadounidense Citigroup en 2001 tomaron el foco de la discusión económica en el segundo debate presidencial celebrado este domingo en Tijuana.

El candidato Andrés Manuel López Obrador de la coalición Juntos Haremos Historia se expresó a favor de la continuación del TLCAN, y descartó que pueda desatarse una guerra comercial con Estados Unidos en caso de que México cierre fronteras al maíz amarillo, el grano que más importa México de Estados Unidos.

López Obrador precisó que parte de la estrategia para mejorar la relación con Estados Unidos es primero fortalecer la economía mexicana con el objetivo de incrementar las oportunidades de empleo y reducir la migración, además de incrementar el apoyo al campo para mejorar la producción agrícola y dejar de depender de las importaciones de alimentos que provienen principalmente del país del norte.El candidato puntero en las encuestas dijo que está de acuerdo en subir el salario mínimo en México, como lo proponen Estados Unidos y Canadá en la renegociación del TLCAN. Además, dijo que coincide con el presidente Donald Trump de que México tiene un gobierno corrupto, razón por la que el gobernador estadounidense perdió negocios.El aspirante de Morena expresó que al menos en la región fronteriza se propondrá incrementar al doble el salario mínimo.

En su oportunidad, Ricardo Anaya, el candidato de la coalición Por México al Frente, y segundo lugar en las encuestas, explicó que de llegar a la presidencia confrontará al presidente Donald Trump, pero siempre bajo una línea de respeto.Anaya expresó que está a favor de la continuación del TLCAN porque Estados Unidos y México tienen una relación comercial complementaria, además de que es su principal aliado para aumentar la seguridad en la frontera.

No obstante, al mismo tiempo de continuar con el TLCAN, México debe seguir trabajando en acciones para diversificar su comercio internacional, pues aún el 80% de las exportaciones mexicanas se van a Estados Unidos.

El panista señaló como un error de la actual administración federal, haber invitado a Trump a visitar México cuando el republicano se encontraba en campaña en 2016.José Antonio Meade Kuribreña, ex secretario de Relaciones Exteriores y actual candidato de Todos por México, descartó que invitar a Trump a México fuera un error, en vista de que ayudó a fortalecer la relación bilateral, y como muestra está que Estados Unidos no se ha salido del TLCAN, pero sí de otros acuerdos como el Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP) y el del cambio climático de París.

El candidato no respondió expresamente si subiría o no el salario mínimo, pero expresó que para garantizar mejores ingresos a los trabajadores es necesario mejorar la competitividad de México, a través de el desarrollo de infraestructura y capacitación a personal.

Meade advirtió que cerrar el comercio de México con otros países significaría la pérdida de miles de empleos.El candidato independiente, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” consideró que luego de que el presidente Donald Trump llamara "animales" a los inmigrantes, ya no negociaría con Trump con “tequilita” como lo había prometido antes.

Rodríguez Calderón dijo que para negociar el nuevo tratado de libre comercio con Estados Unidos, es necesario plantear incluso la expropiación de bancos con capital estadounidense, como Citibanamex.Cuando se negoció el TLCAN a principios de los noventa, dijo El Bronco, no se incluyó la parte del petróleo y de lo bancos, y fue entonces que llegó la gran compra de Banamex por parte de Citigroup en 2001 en más de 12 mil millones de dólares.

El candidato independiente lanzó su idea de “recuperar Banamex” como una estrategia para que el gobierno de Donald Trump acceda a renegociar el TLCAN.

“¿Estaría dispuesto a expropiar un banco?” preguntó incrédula la moderadora Yuriria Sierra. “Si los gringos siguen con esa dureza, claro”, respondió Rodríguez Calderón.

Banamex y la inversión que significó Citi en México siguió presente en el debate, pues minutos más tarde, Andrés Manuel López Obrador presumió que durante su gobierno en el Distrito Federal entre 2000 y 2006 llegaron decenas de miles de millones de dólares en inversión extranjera.

El candidato Ricardo Anaya le dijo que esas cifras incluían la compra de Banamex por parte de Citigroup, y por tanto no significaron inversiones que hubieran generado nuevos empleos.López Obrador dijo que “mañana o pasado” aclararía las cifras de Inversión Extranjera Directa durante su gobierno en la capital del país, pero adelantó que esos números eran oficiales de la Secretaría de Economía.

Durante los últimos años, López Obrador ha criticado severamente a un grupo de empresarios a quienes califica como parte de la “mafia en el poder” e incluye en ese grupo a Roberto Hernández, ex dueño de Banamex y quien fue el banquero que vendió su institución financiera al grupo estadounidense Citigroup.

Con información de Expansión