Pese a frenar inflación, sigue alta

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) en Ciudad Juárez se colocó en la primera quincena de septiembre de 2017 en 7.24 por ciento en su tasa anualizada, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).El histórico del Instituto indica que es la cifra más elevada para un período similar desde 2001, cuando el indicador se colocó en los primeros 15 días de septiembre en 6.62 por ciento.

Los productos que más subieron en la quincena de manera anual fueron la manzana, la guayaba, el durazno, el aguacate, el plátano, el tomate, chile serrano y la cebolla.

La lista la encabeza el aguacate con una inflación de 70 por ciento, seguido de la cebolla con 65 por ciento y el chile serrano 41 por ciento.

La guayaba registró un índice de 32 por ciento, el durazno de 26 por ciento, la papa de 25 por ciento y el tomate de 21 por ciento, muestra la base de datos del Inegi.

El limón subió 11 por ciento, el plátano 0.48 y la manzana 17 por ciento.

De manera general los alimentos arrojaron una inflación de 9 por ciento, en los primeros 15 días de septiembre de 2017 respecto a igual período de 2016.

El índice de precios de Inegi anotó que la carne incrementó 11.5 por ciento, mientras que las frutas y hortalizas 17.8 por ciento.

Los combustibles también influyeron en la inflación, de acuerdo con el desglose del órgano.

La gasolina de bajo octanaje se incrementó 22 por ciento y la de alto octanaje 26 por ciento. En ambos casos la mayor variación para una primera quincena de septiembre desde 2006.

El gas Licuado de Petróleo (LP) tuvo una inflación anualizada de 36 por ciento y el gas natural 18 por ciento.

Un comparativo de precios hecho con las tarifas difundidas por tiendas mostró que los encarecimientos están muy por encima de lo que reporta Inegi.

Por ejemplo, en el último año el aguacate aumentó su valor en un 101 por ciento. Ayer en comercios se ofertaba a 59.99 pesos contra los 29.99 pesos que valía a principios de septiembre del año pasado.

cavila@redaccion.diario.com.mx

El tomate cuesta un 170 por ciento más caro, al pasar de 9.99 pesos por kilo a 29.99 pesos.

Economistas señalan que los ajustes en el costo de los combustibles y energéticos sigue siendo uno de los principales factores que empujan la inflación.

 

Con información de El Diario 

DineroVer más
NacionalVer más