Estrategia del segundo lugar

DEL REPORTERO

Esa tarde concluyó la presidencia de Rafael Moreno Valle en la Conferencia Nacional de Gobernadores.

En su oficina de Casa Puebla reflexionaba sobre el futuro de las elecciones presidenciales a celebrarse en 2018.

Eran los últimos días del invierno de 2014 y sus resultados en la Conago fueron extraordinarios, en esa fecha recibió el agradecimiento público del presidente Enrique Peña Nieto y el reconocimiento de sus pares de todo el país.

López Obrador y Morena van a conseguir por lo menos un tercio de la votación; la clave será la fortaleza del segundo lugar. Si es fuerte podrá atraer el voto útil del tercero, si los dos compiten por el segundo ninguno cederá y ganará el tabasqueño”, concluyó.

Tenía en la mente argumentos y referencias, las más conocidas 2006 y 2012.

En mayo de 2006, el priista Roberto Madrazo Pintado estaba relegado al tercer lugar, López Obrador vivía un declive por varios factores uno de ellos, su ausencia en un debate y el anuncio de “ya cállate Chachalaca” con referencia al presidente Fox y el panista Felipe Calderón crecía, mientras cabildeaba con los gobernadores priistas a quienes les ofrecía apoyo, lo que no les daría jamás el candidato del PRD.

El voto útil funcionó y por menos de un punto ganó la elección presidencial, dudosa el resultado, sí, pero con el reconocimiento de los priistas que avalaron su toma de protesta el uno de diciembre de 2006.

Seis años después se repitió la historia, ahora los panistas quedaron relegados al tercer lugar, Josefina Vázquez Mota no fue la candidata que esperaban los panistas y Enrique Peña Nieto iba parejo junto a López Obrador, nuevamente el voto útil operó y el PRI regresó a Los Pinos.

La estrategia de segundo lugar funciona y por ello vemos ahora que los candidatos y las coaliciones que los respaldan, encabezados por PAN y PRI, van a pelear más en las próximas semanas entre ellos para consolidarse en el segundo lugar, que en este momento ocupa el panista Ricardo Anaya, aunque técnicamente está empatado con el priista José Antonio Meade.

Ayer el periódico digital SinEmbargo publicó que Andrés Manuel López Obrador continúa a la cabeza de los precandidatos presidenciales más buscados en los últimos 30 días en Google, dejando muy atrás a sus adversarios José Antonio Meade Kuribreña, Ricardo Anaya Cortés y Margarita Zavala Gómez del Campo.

“De acuerdo con la herramienta Google Trends, López Obrador, precandidato del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), les saca ventaja a sus demás contrincantes con un total de 52 puntos.

“El panista Ricardo Anaya, quien el mes de noviembre se ubicaba en tercer lugar, desbancó a Margarita Zavala del segundo puesto con un total de 16 puntos.

“En noviembre, la aspirante presidencial independiente había logrado posicionarse detrás de López Obrador con 10 puntos, ahora bajó al tercer sitio con 4 puntos.

“De nueva cuenta, el cuarto puesto registra un empate entre los precandidatos José Antonio Meade (PRI) y Jaime Rodríguez Calderón (independiente) con dos puntos cada uno”.

No es una encuesta ni una fotografía del último mes, es un referente del interés de los mexicanos en los precandidatos presidenciales, que da luz en torno al interés de los cibernautas.

No son votos seguros sino el uso de una herramienta que arroja resultados de a quien más buscan en Google.

El 14 de diciembre el Instituto Nacional Electoral (INE) formalizó el inicio de las precampañas del próximo 1 de julio donde se elegirá presidente de la República, senadores, diputados federales y nueve gobernadores.

El proceso de elección “más grande en la historia” de México puso en marcha la maquinaria política de los partidos para conseguir el voto popular.

Hasta ayer, las encuestadoras dan la ventaja de hasta 10 por ciento a López Obrador frente a sus contendientes.

La herramienta de Google Trends muestra la frecuencia con la que un usuario busca el nombre de un precandidato en Google, no la intención del voto. Advierte el reto permanente de cualquier candidato: darse a conocer y mantenerse en el top of mind, es decir, en el conocimiento de la gente.

El panista Ricardo Anaya, que encabeza la coalición “Por México al Frente”, integrada por los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), se ubica en el segundo puesto con 16 puntos.

Para mayo próximo ¿quién ocupará el segundo lugar en las tendencias? Después del primer debate ¿quién conseguirá estar en competencia con López Obrador? ¿Será un segundo lugar fuerte o estará compitiendo y empatado técnicamente con el tercero?

De las respuestas se sabrá si funciona la estrategia del segundo lugar, ese que en su momento si esta fuerte puede atraer el voto útil y ganarle a López Obrador.

Los políticos están atentos y jugarán su capital a quién pueda ganar, en este momento Anaya lleva la ventaja.

 

De las anécdotas que se cuentan

Era una noche fría de diciembre de 2017.

Luis Ernesto Derbez reunió a su cuarto de guerra.

Intelectuales y políticos panistas estaban ahí reunidos para responder: si buscaba la candidatura presidencial o declinaba el aún rector de la Universidad de las Américas Puebla.

Las respuestas fueron diversas, pero hasta los más optimistas dieron como un hecho que el ganador sería Ricardo Amaya y concluyeron que las posibilidades de Derbez se desvanecieron ante la estructura partidista.

Los panistas le sugirieron que se inscribiera y jugara; los académicos le dijeron que no legitimara un juego sucio y casi una imposición.

La mañana siguiente Luis Ernesto Derbez anunció el retiro de sus intenciones de ser candidato presidencial, a pesar de tener fuerza y simpatizantes, era imposible ganarle al presidente del partido.

Esa fue una consulta al equipo para declinar.

Seguro hubo otros aspirantes y escenarios que llegaron a la misma conclusión y a uno de ellos no invitaron a Javier Lozano, por eso su regreso vergonzoso al PRI.

fcrisanto00@yahoo.com.mx

fcrisanto@radiooro.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

DineroVer más
NacionalVer más