Corrupción en la Iglesia

DEL REPORTERO

Los escándalos por corrupción no son monopolio del gobierno y los políticos mexicanos y desgraciadamente apuntan a hombres de sotana como responsables de un manejo millonario poco claro, con recursos que generan diversas actividades vinculadas con la fe.

En el reportaje “Paraíso de Papeles” se toca el tema de toda la ingeniería financiera que sostuvo a la Legión de Cristo por años y que está vinculada con empresas y paraísos fiscales.

Raúl Olmos de Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad revela que durante dos décadas, Marcial Maciel y sus colaboradores tuvieron en los paraísos fiscales de Bermudas e Islas Vírgenes una estructura financiera a través de la cual fluían recursos de la Legión de Cristo, revela la investigación global “Paradise Papers”.

Rectores y directivos de su red de Universidades –que obtienen ingresos de 300 millones de dólares al año- tenían las firmas autorizadas para el manejo del dinero. Ese esquema secreto se desmanteló cuando el Vaticano intervino la congregación religiosa.

“Querido padre Maciel”, escribió afectuoso el Papa Juan Pablo II el 15 de noviembre de 1994 a quien fue su querido y cercano colaborador.

 “Marcial Maciel Degollado, fundador de la Legión de Cristo –una de las congregaciones religiosas más acaudaladas-, estaba a once días de cumplir el 50 aniversario de haber sido ordenado sacerdote, y su amigo el Papa se anticipó a felicitarlo, en una carta en la que exaltó el trabajo pastoral y educativo que el sacerdote realizaba con niños y jóvenes. Lo llamó guía eficaz de la juventud”.

Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad es una iniciativa ciudadana que pretende informar sobre los hechos más relevantes en materia de corrupción e impunidad a nivel nacional e internacional, este es el caso.

“Paradójicamente, por aquellos años las acusaciones contra Maciel se multiplicaban por parte de víctimas que en su niñez y juventud habían sido abusadas sexualmente en su paso por los seminarios de la Legión.

“´Con ocasión de sus Bodas de Oro Sacerdotales, me uno espiritualmente a Usted en tan solemne celebración para dar cumplidas gracias al Padre celestial, de quien desciende todo don perfecto´, le escribió el Papa a Maciel en la misiva remitida desde el Vaticano aquel 15 de noviembre de 1994.

 “A los tres días de tan emotivo mensaje del líder del mundo católico, Marcial Maciel estableció en el paraíso fiscal de Bermudas –de la mano de Appleby- la sociedad “International Volunteer Services”, que le daría facilidades para llevar los millonarios ingresos de su imperio educativo sin pagar impuestos. En Bermudas, la tasa a las sociedades o empresas es de 0% sobre captación y dividendos, y los fideicomisos también están exentos.

“La cuenta por la que fluía el dinero fue abierta en el Citibank, y era manejada por rectores y administradores de la red de universidades de la Legión, una estructura educativa tan poderosa económicamente como el mismo Vaticano”.

Los ingresos anuales de la red de universidades que manejan superan actualmente los 300 millones de dólares, de acuerdo con estados financieros obtenidos para esta investigación, una cantidad similar al presupuesto de la sede de la Iglesia Católica.

“En 1994 Maciel vivía en la cúspide. Además de gozar del apoyo y simpatía del Papa, estaba en expansión su imperio educativo, para lo cual requería tejer una estructura financiera sólida”, la que estaba fincada y protegida en los paraísos fiscales y de pago de impuestos la respuesta es: nada.

José Barba, uno de los ex Legionarios que fue víctima del padre Maciel, quien con sus denuncias logró la intervención de El Vaticano, afirma que probablemente parte del dinero enviado a paraísos fiscales haya sido para proteger a su familia.

“En 1992 (cuando se abrió la primera empresa en Bermudas) los hijos de Maciel con diversas mujeres eran aún pequeños. Mientras su vejez avanza, quiere dejarles alguna herencia.

“Maciel nunca tuvo escrúpulos de nada y menos por el manejo del dinero. Era el ejemplo perfecto del hombre que confía en el dinero como dios verdadero”, explicó Barba en una entrevista sobre el tema en Reforma.

El investigador Fernando González, el primero en tener acceso al archivo secreto de El Vaticano para investigar a Maciel, asegura que los nombres que aparecen en las empresas offshore pertenecían al círculo rojo del fundador de los Legionarios, lo que explica que los haya elegido para representar sus intereses.

En las últimas dos semanas, periodistas que colaboraron con la investigación “Paradise Papers” buscaron entrevistar a representantes de la Legión de Cristo en México y en Roma, pero no encontraron una postura.

Los Legionarios y sus asociados por supuesto no hablarán del tema, hay mar de fondo y no han podido pasar el trago amargo que generó todo el conflicto y no concluyó con la defenestración de Marcial Maciel de la Iglesia.

La corrupción está ahí y por más que hagan los protagonistas cada día será más difícil ocultar su origen y sus beneficiarios.

Hoy los Legionarios de Cristo están pagando los escándalos y no los pecados del padre Maciel.

 

fcrisanto@radiooro.com.mx

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

 

DineroVer más
NacionalVer más