Renuncia inminente

DEL REPORTERO

La frase “o coopelas o cuello” atribuida por el empresario chino mexicano Zhenli Ye Gon, extraditado a nuestro país desde Estados Unidos el 18 de octubre de 2016, al poblano Javier Lozano Alarcón, quien presuntamente lo chantajeó para que guardara millones de dólares para una campaña política, hoy se la pueden aplicar al senador con licencia quien en su arrogancia y prepotencia rompió con las reglas de urbanidad política al tratar con desdén públicamente a Luis Banck Serrato, como un posible candidato panista a la gubernatura de Puebla.

Si Lozano Alarcón no quiere cooperar y sumarse al proyecto de los morenovallistas, el cual no necesariamente encabezará el presidente municipal, que se vaya y más si tiene la seguridad de que estará en las boletas electorales en 2018,  lo primero que tiene que hacer es renunciar para no utilizar su puesto púbico, Jefe de la Oficina del Gobernador y Vocero del Gobierno, como plataforma para hacer política electoral.

El senador poblano con licencia es un político perdedor, jamás ha ganado una elección constitucional y llegó al legislativo por ser primera minoría.

Como funcionario calderonista se vio inmerso en escándalos como el del chino Ye Gong que hoy que está en México y si hay interés de investigar le puede costar al panista más de lo que se imagina.

Vale la pena recordar que el empresario chino mexicano, acusado de tráfico de drogas, fue detenido en julio de 2007 en Estados Unidos.

Fue notable la confiscación de 205 millones de dólares en efectivo en su casa de la Ciudad de México, hechos que incidieron en una investigación de lavado de dinero en el banco británico HSBC y la empresa de casinos Las Vegas Sands.

“Los fiscales estadounidenses acusaron a Ye Gon, dueño de la fallida mayorista farmacéutica Unimed Pharm Chem, de importar químicos para que carteles produjeran ilegalmente metanfetamina. El abogado de Ye Gon, Gregory Smith, dijo que su cliente era un empresario que cumplía con la ley” señalaron las agencias de noticias.

El caso se vino abajo en 2009 cuando testigos clave se retractaron o rehusaron testificar, según documentos judiciales.

“En 2007 Ye Gon acusó al entonces secretario de Estado del gobierno de Felipe Calderón, Javier Lozano Alarcón, de extorsionarlo diciéndole la frase ‘Cooperas o cuello´, que se hizo popular como ‘Coopelas o cuello’ por su acento oriental.

Para el senador con licencia, Lozano Alarcón, el presidente municipal de Puebla, Luis Banck, no le va ganando en la carrera rumbo a Casa Puebla, pues, dijo, “ni siquiera está compitiendo”.

Su declaración del miércoles pasado fue más que una grosería al señalar que la presencia del alcalde poblano en la Décima Séptima Sesión Ordinaria de la Comisión Permanente de Acción Nacional, sólo tuvo como fin explicar el endeudamiento que contraerá el municipio para atender temas de seguridad.

“Yo no lo veo así, yo veo que simplemente fue a hablar con la Comisión Permanente, de la que yo sí formo parte, a explicar el alcance de este endeudamiento de la alcaldía. Pero no, Luis Banck fue en calidad de alcalde a hablar con los panistas, como lo ha hecho con los priistas, simplemente para exponer de qué se trata este financiamiento”.

-¿No le están ganando en la carrera por la candidatura al gobierno a Javier Lozano?- le preguntaron los reporteros

-No, yo creo que además él no está compitiendo.

El martes pasado, la secretaria general del PAN, Martha Erika Alonso, reconoció a Banck Serrato por el trabajo que ha realizado en la capital para mantener la seguridad: “A nombre de los integrantes de la Comisión Permanente reconozco a @LuisBanck por la estrategia implementada para combatir la inseguridad”, explicó en su cuenta de Twitter.

Ayer en San Jerónimo Tecuanipan, Alonso Hidalgo insistió que ante el inicio del proceso electoral del 2018, el panismo poblano cerrará filas y sumará esfuerzos para consolidar triunfos. Lozano hace lo contrario.

El senador con licencia ha reconocido abiertamente su interés por buscar la gubernatura de Puebla e incluso, afirmó que su nombre estará en las boletas electorales del 2018, lo que hoy sabemos tendrá que hacer sin el respaldo de los morenovallistas, que son mayoría en el panismo poblano.

Ese es el estilo de Lozano Alarcón, el mismo que seguramente uso para amedrentar a Zhenli Ye Gon, quien dijo fue obligado por el entonces secretario del Trabajo a esconder los más de 200 millones de dólares.

Ye Gon declaró que Javier Lozano Alarcón amenazó con matarlo, a menos que guardara las bolsas de dinero.

Detenido en Estados Unidos, Ye Gon en 2007  dijo que el dinero que se encontró en su casa era de un político mexicano vinculado con Acción Nacional. Se refería al poblano, quien era un operador cercano al presidente Calderón Hinojosa, a quien ahora desconoce.

“Lozano Alarcón me exigió que le escondiera el dinero”. Al intentar negarse a hacerlo –dijo Ye Gon–, Lozano le habría dicho  -con su acento oriental- “… o coopelas, o cuello…”. Que es decir: ´o cooperas o mueres’.

En septiembre de 2015 lo entrevistó una televisora hispana en Estados Unidos.

Parte de esa fortuna está ligada –dijo Ye Gon a Univisión-, a políticos mexicanos, a los que no quiso mencionar pero que parece tener muy presentes: “Yo llevo un uniforme de preso –dijo- Si yo denuncio los nombres de los políticos uno por uno, para mí no es bueno porque yo enfrento una extradición y si regreso me van hacer pasar muy mal”.

El dinero guardado, dijo Ye Gon: “Era para una campaña política, me dijeron que 20 dólares por un voto, 50 dólares por otro…”  y agregó: ‘el operador (Lozano Alarcón) me dijo que en último caso el dinero sería usado para provocar la caída del gobierno del candidato opositor si triunfaba en las elecciones presidenciales, Andrés Manuel López Obrador  era el candidato opositor.

Esa es la forma de actuar del actual senador con licencia, quien se asume como único candidato del PAN al gobierno de Puebla, cuando está muy lejos de tener el respaldo del grupo al que se sumó, de los panistas y menos de los poblanos.

Es hora de que Lozano Alarcón renuncie o tal vez espere que le den una patada, para que pueda llorar y amenazar. Lo suyo es “o coopelas o cuello”.

 

DE LAS ANECDOTAS QUE SE CUENTAN

En 1995 cuando ocupaba la secretaría de la Controlaría del gobierno de Manuel Bartlett, Jorge Charbel Estefan Chidiac recibió su ciudadanía poblana.

En la misma sesión del Congreso Local le otorgaron también sus constancias de poblanidad a Blanca Alcalá Ruiz y a Enrique Agüera Ibáñez.

Veintidós años después, Estefan podría usar nuevamente esa constancia si como espera, el candidato presidencial es el ciudadano simpatizante del PRI José Antonio Meade Kuribreña,  y le ofrece la nominación por el gobierno de Puebla.

Él asegura que no la busca, aunque tampoco se descarta.

Con esa u otra candidatura, Estefan estará en las boletas en 2018.

 

fcrisanto00@yahoo.com.mx

fcrisanto@radiooro.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

DineroVer más
NacionalVer más