Indulgencia

EN LINEA DEPORTIVA

El panorama era negro, Morelia ganaba dos a cero a diez minutos del final. La Franja ya jugaba desde hacía rato con diez hombres por la expulsión de Patricio Araujo, el DT Ricardo Valiño había quemado sus naves minutos atrás determinando el ingreso del uruguayo Álvaro 'Chino' Navarro en lugar de Alustiza quien en esta ocasión pasó inadvertido, el empuje de Amione era lo único rescatable al frente.
De pronto, cuando la afición poblana había prácticamente tirado la toalla, cuando todos veíamos que los monarcas se nos acercaban a solo cinco puntos de distancia en el porcentaje, cuando varios ya cuestionaban la continuidad de Valiño en el banquillo camotero, vino lo inesperado.
A diez del final, Amione se metió al área y haciendo chiquita la pelota se la dio a Navarro quien sin pensarla la prendió a la base del poste del guardameta purépecha, pum, gol, parecía una jugada aislada que podría hacer más decoroso el marcador, quizás solo eso, cinco minutos después llegada por la misma banda y Toledo mete un centro atrasado que Navarro, haciendo una especie de contorsión en el aire, prende y pone la pelota al segundo poste del arquero quien incrédulo veía como en tan solo cinco minutos, su arco había sido horadado en par de ocasiones.
Honestamente vi el reloj y aún con sorpresa temía que nos pudieran meter el tercero, en mi íntima intimidad le pedí a Dios que terminara así, con un empate de oro que nos mantuviera aún a ocho puntos del equipo de la monarquía, pero cuál fue mi sorpresa que cuando tenía el rosario en la mano en el último ataque moreliano vino un rechace defensivo, de pronto vi salir al 'charal' Orrantia tirándose un pique como si se estuviera jugando el minuto cinco del partido, pensé, llévala lejos, al tiro de esquina y que esto termine, pero no, en ese momento en la parte alta de la televisión vi que llegaban con ímpetu David Toledo y un poco más atrás Álvaro Navarro, en ese momento Orrantia miró y le tiró el balón a ras de pasto a Toledo que con una gran finta dejó pasar el balón, quién llegaba? Honestamente en el momento, no vi quien era y solo atiné a ver que después del empalme, la pelota venció al portero del Morelia, la red se movió, sí se movió y era el tercero en la frente, era el de la victoria, recuerdo que en mi sueño de triunfo dudé que fuera cierto y fijé mi mirada en el televisor buscando al árbitro, buscando lo que no quería encontrar, una marcación en contra, no, no la hubo y el triunfo se había concretado, no lo podía creer, aún sigo sin creerlo.
Lo que vino después fue la locura, me pareció que la ciudad y el estado entero festejaron este inverosímil triunfo, todo era felicidad, los teléfonos no cesaban de sonar, con quienes pude hablar me expresaron la felicidad que tenían en ese momento, en las redes sociales se percibía un bacanal de entusiasmo, ahora sí hasta los detractores le habían dado a la franja su indulgencia, la noche transcurrió en medio de llamadas y alegría para los poblanos, lo digo sinceramente, muchos días de estos.
Después de la borrachera del triunfo que pone a la franja a once puntos de Morelia y con quince puntos en once jornadas, bien valdría la pena hacer algunas reflexiones:
Obviamente es un triunfo de oro que en lo emocional le debe de servir al equipo para seguir mejorando partido a partido y lograr los objetivos.
Es cierto tambien que en los últimos dos partidos contra Veracruz y Morelia se obtuvieron sendos triunfos que dan tranquilidad, pero que a decir verdad, la actuación del equipo no fue precisamente la mejor, sin que con esto quiera decir que se jugó mal pero es claro que se deben de mejorar muchas cosas aún.
Las bandas siguen siendo un dolor de cabeza para el equipo y es la hora que no se ha podido tener solvencia en esa zona pues Orrantia tiene fuelle y salida al frente, pero aún defensivamente tiene omisiones a la hora de marcar, el Kevin hace su lucha en la banda izquierda aún sin ser su mejor perfil.
En la central me parece que aún no se logra encontrar de manera definitiva al compañero de Herrera a quien se le reconoce su empuje y compromiso.
En media cancha me parece que Araujo no pasa aún por su mejor momento y ahora tendrá que irse a la banca por suspensión, lo que le abre la puerta a Pablo Míguez para demostrar por qué vino a México.
Adelante, Alustiza es un gran jugador que depende a mi parecer del humor con que amanezca para tener un buen rendimiento, el sábado en Morelia no fue su mejor actuación aunque en su defensa debo decir que contra Veracruz a media semana fue decisivo para la victoria.
Amione se está convirtiendo con el paso de los partidos en el poste que el equipo necesitaba, ojalá continúe con esa hambre y ganas de sacar adelante su labor dentro del terreno de juego.
El próximo domingo en el Cuauhtémoc tendremos la visita del campeón Pachuca y su velocidad, partido durísimo para el que la franja se deberá preparar de la mejor manera para contrarrestar a gente como Hirving Lozano y compañía quienes vienen siendo uno de los equipos más regulares y con mejor futbol de la liga.
Antes, el martes, se estará recibiendo al equipo de la UdeG en la copa con lo que la franja seguiría en caso de ganar, manteniendo vivas sus posibilidades de obtener nuevamente la copa, pero esa, créame usted, es otra historia.

Se fue Fuentes de la BUAP.
Desgraciadamente en el futbol los técnicos son presas de los resultados y a Miguel de Jesús Fuentes estos no se le dieron.
Un DT probado en la división de ascenso que además es un buen ser humano, no pudo sacar adelante el compromiso de conectar al equipo para lograr los objetivos planteados al inicio del torneo, por eso después de la derrota en Zacatepec el sábado pasado, decidió dar las gracias de la mejor manera para hacerse a un lado y dejar que alguien más venga a hacerse cargo de la escuadra.
Sobra decir que la terminación del contrato con la universidad se dio en los mejores términos.
Por otro lado se anunció que de manera interina y por vía de mientras será el director deportivo César Vega quien se encargue de los entrenamientos en lo que se decide quién será el nuevo director técnico que vendrá a hacerse cargo de los licántropos por los seis partidos que faltan del torneo y seguramente por todo lo que será el 2017.
El miércoles los universitarios estarán visitando al Querétaro en lo que a la Copa MX se refiere, para regresar a CU el próximo sábado para enfrentar a los Potros de hierro del Atlante el cual se espera ya sea dirigido por el nuevo estratega.
Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.
Twitter@pepehanan

DineroVer más
NacionalVer más