La repuesta oficial ante deportaciones

Del reportero

Quizá recuerde usted aquello de “más vale tarde que nunca” y es que ayer el Presidente Enrique Peña Nieto anunció que su gobierno prepara una estrategia ante la posibilidad de que ocurran deportaciones masivas de migrantes desde Estados Unidos, tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

Pasó casi mes y medio, desde que ganó el pasado 8 de noviembre la Presidencia estadounidense el empresario republicano Donald Trump y de inmediato ratificó que aplicaría sus promesas de una nueva relación con nuestro país, para que México fijara una posición oficial de alto nivel.

Prometió en campaña y dijo que hará realidad: la revisión del Tratado de Libre Comercio; deportación masiva de mexicanos indocumentados o que hayan cometido delitos; y la construcción del muro fronterizo.

Todos son temas importantes y agravios para nosotros, sus vecinos, uno humanamente severo es que se plantean por lo menos tres millones de mexicanos deportados. En los centros de reunión y de trabajo en distintas ciudades de la Unión Americana hay verdadero temor de que ocurran las deportaciones. Corren versiones de que llegarán camiones a las ciudades donde habitan miles y serán trasladados para ser concentrados en predios antes de su expulsión.

El gobierno mexicano mandó una pésima señal al reducir el presupuesto de sus consulados en la Unión Americana y sólo se anunció una línea telefónica de atención a los paisanos, por las dudas y para atender algunos de sus problemas. Servicio que existía, pero necesitan mucho más que ello. Y el sentimiento es que su gobierno (el mexicano) no los defiende ante las bravatas de Trump.
Peña Nieto respondió a las preguntas enviadas por el Senado.

Señaló que iniciará negociaciones con ocho secretarías de su Gabinete para incorporar a los connacionales a diversos programas de apoyo en materia social y económica, con lo que da por hecho la expulsión de millones.
“Respecto a las deportaciones masivas, si bien no se puede controlar lo que sucederá, sí podemos decidir cómo responder. El Gobierno de México lo hará con sentido estratégico y siempre poniendo la defensa de los intereses del país y de los mexicanos como prioridad” comentó.
Los mexicanos que han abandonado el país lo han hecho por la falta de oportunidades para tener una mejor vida para ellos y los suyos y la respuesta que les dan son paliativos que no resuelven nada de fondo.

Por ejemplo, contempla el gobierno peñista la posibilidad de que los migrantes deportados sean inscritos en programas como el Seguro Popular y Empleo Temporal, y canalizados para tener acceso a créditos o mejoramiento de vivienda. La lista de medidas incluye apoyos productivos para el campo y capacitación financiera.
Busca revalidar estudios de menores y darle acceso a educación continua para facilitar su transición. Planteó que ingresen a fondos de apoyo para migrantes o productivos de emprendedores.
Propone canalizar a los migrantes a centros comunitarios o para la atención de adicciones y víctimas del maltrato o la violencia.
Participarán las secretarías de Salud, Trabajo, Educación, Hacienda, Desarrollo Social, Agricultura, Economía y Desarrollo Territorial y Urbano.
Por primera vez y desde la cúpula del poder nacional se establece en el documento entregado al Senado, que las declaraciones realizadas por Trump sobre el TLC son tomadas en serio por la administración federal.

“El Gobierno de México está atento a la política comercial que define el presidente electo de Estados Unidos. Sin duda, tomamos con seriedad las declaraciones durante la campaña presidencial y estamos listos para entablar un diálogo amplio al respecto con Estados Unidos y Canadá”, precisó.
Ha trascendido en las últimas semanas que el Presidente mexicano ordenó a un equipo, encabezado por su ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray, para reunirse con Trump antes de que rinda protesta en enero. Pretende establecer una nueva agenda bilateral y lo más difícil será dar “continuidad a la integración comercial desarrollada desde hace más de 20 años”.

Los buenos deseos dominan la postura del gobierno mexicano ante una andana de agresiones a su población migrante.

Los empresarios tampoco están contentos y menos confiados si es que se lleva a cabo la revisión del Tratado de Libre Comercio porque sus consecuencias podrían ser fatales para empresas y proyectos a desarrollarse en México.

El escenario no es el mejor y lo que se espera de un Presidente de la República es que salga a defender a sus connacionales con respuestas enérgicas y medidas firmes que se opongan a las amenazas de las deportaciones masivas, por ejemplo. Pero eso no se escucha, ni se ve interés por hacerlo.

Si algo hizo daño letal a la admiración de Peña Nieto fue la visita de Trump a Los Pinos, hubo incluso secretarios del gabinete federal que mostraron su oposición a esa decisión.
Al responder a las preguntas de la bancada panista, el Presidente defendió la invitación que hizo a Trump para visitar México, en agosto pasado.
“El diálogo que se tuvo con el entonces candidato republicano y hoy Presidente electo de Estados Unidos ocurrió en el contexto de una estrategia integral y de largo plazo para fortalecer la posición e intereses de México y los mexicanos en Estados Unidos” explicó.

Es más, gracias a esa estrategia integral “se lograron fortalecer vínculos y nivel de interlocución política con una amplia gama de actores de todos los sectores y todos los niveles del vecino país, además de promover el peso de la relación bilateral y las aportaciones de los mexicanos a esa nación”.

La sociedad mexicana no lo tradujo así y la respuesta fue el más bajo índice de popularidad que haya tenido Presidente mexicano alguno.

La posición para defender a México y los mexicanos que emigraron no parece ser la estrategia que impida abusos a los derechos humanos y ofrezca garantías de que Trump no impondrá a mansalva sus condiciones, sin que se ofrezca una resistencia por lo menos digna y severa.

Los paisanos demandan un clima de tranquilidad y no el de miedo que hoy prevalece por las amenazas del próximo Presidente de Estados Unidos.

fcrisanto@radiooro.com.mx

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

 

 

DineroVer más
NacionalVer más