En el pecado...

En Línea Deportiva

Un Puebla de la franja que tuvo en sus manos la victoria durante casi ochenta minutos, se tuvo que conformar con un empate a un gol frente al Veracruz, que nos deja a los aficionados un sabor agridulce pues una victoria hubiera significado la salvación matemática en el tema porcentual, meterte al cuarto lugar de la tabla general por encima de equipos como Tigres y otros más de los que tienen una cartera potente y de paso lograría meterse en la línea de la clasificación; sin embargo las cosas no siempre salen como uno quisiera y más en un fútbol tan parejo como lo es el mexicano.

La franja cometió el pecado de defender el gol logrado en los primeros minutos durante prácticamente todo el segundo tiempo ante un equipo como Veracruz que vino a vender cara la derrota y a jugar con sus mejores hombres el partido, sabedores de que una derrota pondría al 'maestro' Reinoso con un pie y medio fuera de la institución.

Llama la atención en el Puebla que jugadores como Jerónimo Amione jugara con el equipo sub 20 (donde anotó cuatro goles) teniendo pocas opciones de cambios ofensivos ante la lesión de Álvaro Navarro y más que se considere a jugadores como Roberto Carlos Juárez para jugar en una posición de medio escudo cuando sus condiciones son diferentes.

Marini tiró a su equipo muy atrás, se conformó con el golecito y en el pecado llevó la penitencia.
Puebla es un equipo estructurado, desde mi punto de vista, para tener posesión de pelota y para atacar; es obvio como sucedió contra Pachuca que cuando se tira atrás, sufre en demasía pues ya es la segunda ocasión que sucede al verse primero superado en la bella airosa y ayer alcanzado por Veracruz en un partido que hasta donde vimos, se pudo ganar.

Se vienen dos partidos de alto riesgo pues la visita del próximo sábado al Estadio Azul para enfrentar a la máquina de Tomas Boy resulta peligrosa y ocho días después se estará recibiendo a los Tigres de Gignac donde se espera también un duelo muy complicado, por lo que la franja deberá sacar arrestos para solventar estos dos compromisos, aunque de salir avante se estará enfilando el camino para una posible clasificación a la liguilla.

La directiva trabaja en el escritorio
Aunque falta mucho para terminar el torneo, los directivos de la franja están empeñados en construir un mejor equipo para el próximo torneo por lo que las negociaciones con un nuevo socio siguen avanzando, la idea es que venga una inyección fuerte de dinero para armar un equipo que se olvide de una vez por todas del tema porcentual y que aspire a estar entre los mejores de la liga.

La amistad de los López Chargoy con el posible socio data de mucho tiempo atrás, por lo que se espera que las negociaciones lleguen a buen puerto y terminando el torneo se pueda dar a conocer el nombre de manera oficial.

Sucedió en Casa Puebla
Importante ha sido el apoyo moral que el gobierno del estado le ha brindado al equipo camotero, por lo que la semana pasada, el gobernador del estado, Rafael Moreno Valle, ofreció a los jugadores y directiva un asado de jabalí en los jardines de Casa Puebla donde reiteró a los jugadores el compromiso que se tiene con la afición al haber remodelado el Estadio Cuauhtémoc y los conminó a no bajar los brazos y seguirse entregando al máximo en pos de tener un equipo ganador que le de satisfacciones a sus seguidores y que logren una clasificación a la liguilla que sería muy importante para que los poblanos sigan metidos con la escuadra y asistiendo en gran cantidad al estadio dos veces mundialista.

Por parte de los jugadores, quien llevó la voz cantante fue Matías Alustiza quien agradeció las atenciones y se comprometió a nombre de la institución a lograr los mejores resultados en lo que queda del torneo.

La comida transcurrió en un ambiente de cordialidad y compañerismo, lo cual nos explica también el hecho de que el equipo se esté matando en la cancha y de la solidaridad que demuestran con el compañero dentro del terreno de juego partido a partido.

Lobos BUAP y una bocanada de aire
Con una gran actuación y poniendo el pecho a las balas, los integrantes de los lobos universitarios obtuvieron una victoria de dos goles por cero frente al equipo de los Cimarrones de Sonora.

Salir de una mala racha cuesta mucho trabajo, es complicado y desgastante y peor cuando la suerte está en contra y las pelotas pegan en los postes y se salen.

Afortunadamente y después de todos estos imponderables, las anotaciones de Acuña y Jiménez le dieron paz y confianza a un grupo de estupendos muchachos que habían tenido el santo de espaldas por lo que ahora se espera que los buenos resultados regresen a la institución pues a pesar de todo aún se tienen posibilidades de colarse a la liguilla, situación que se buscará lograr hasta el final.
Nosotros como siempre veremos y diremos.
Hasta la próxima.
Twitter@pepehanan

DineroVer más
NacionalVer más