El receptor de los 49ers pierde a su hijo debido a un embarazo complicado

Santa Clara, California – Con un corazón roto, el receptor abierto de los 49ers Marquise Goodwin jugo y realizo una de las jugadas más grandes del año para su equipo ante los Gigantes de Nueva York.

Después de la victoria de San Francisco (1 – 9)en casa (31 – 21), el receptor escribió en su cuenta de Instagram que él y su esposa Morgan perdieron a su hijo el domingo en la mañana debido a complicaciones en su embarazo.

A pesar de su dolorosa pérdida, Goodwin jugó el domingo ante los gigantes, y anoto un pase de 83 yardas por parte del mariscal de campo C.J. Beathard en el primer cuarto.

Tras recibir este pase, Marquise evadió al  esquinero  Janoris Jenkins, beso el balón antes de llegar a la zona de anotación y observo al cielo. Se arrodillo en forma de oración, y todos sus compañeros lo rodearon y abrazaron.

Esta ha sido la jugada más grande de los 49ers en toda la campaña de este año.

Al terminar el partido, Goodwin salió del estadio para reunirse de con su familia.

San Francisco tiene una semana de descanso y los jugadores no regresarán a prácticas hasta el 20 de noviembre.

DineroVer más
NacionalVer más